LA REVISTA MUSICAL DE BARCELONA

LAURA PAUSINI DESLUMBRA BARCELONA CON SU TOUR WORLD WIDE

 Laura Pausini es un torbellino. Lo ha dicho ella misma al empezar el concierto y lo ha demostrado en el Palau Sant Jordi de Barcelona, donde ha desplegado todas sus armas y ha hecho llorar, reír y bailar a un público casi tan entregado como ella que, sin embargo, no ha logrado llenar hoy el recinto.La italiana ha subido al escenario pisando fuerte y ha logrado levantar los ánimos con "Primavera anticipada", ha emocionado con "La Soledad", ha puesto la piel de gallina con "Inolvidable" y se ha desmelenado en "He creído en mí". 

 Pero lo más sorprendente que ha ofrecido esta todoterreno emocional ha sido "Nuevo", un 'reggaeton' que el público ha recibido encantado, dispuesto a seguir a la impetuosa intérprete en los nuevos caminos bailables en los que se ha adentrado en su nuevo disco."Hazte sentir" es el título del álbum que hoy ha presentado en Barcelona y mañana llegará al WiZink Center de Madrid, las dos plazas españolas de la gira de esta artista italiana, muy querida en España desde los noventa y que se ha ganado nuevos públicos en los últimos años con sus participaciones en los programas de televisión "Factor X" y "La Voz".El concierto ha empezado con "Nadie ha dicho", una de las canciones de este nuevo disco, en la que ha lucido un chorro de voz que la ha acompañado durante todo el recital.

 En el segundo tema, "Está Allá", se ha levantado todo el público, que ha bailado hasta que ha llegado la primera tanda de temas intensos y sentidos, con "La soledad" en la cúspide.El vaivén emocional ha seguido con un popurrí pop y otro más roquero, alternados con temas antiguos y canciones de su último disco."Me emociono cuando interpreto las canciones antiguas porque mi voz se une a la vuestra", ha dicho la cantante, simpática y cercana en todo momento, pero especialmente cuando ha llegado el momento de los temas acústicos, que ha aliñado con muchas confesiones. 

 Pausini ha hablado del novio que no la quería, de su hija, de sus padres, de su tierra natal, de sus inicios en el mundo de la canción siendo más joven, de su edad actual y de sus complejos."'Hazte sentir' es un mensaje que lanzo a todos, pero sobre todo a los más vulnerables y a los tímidos: sed vosotros mismos, no cambiéis para agradar a los otros, quizás con quereros a vosotros mismos hay bastante", ha sentenciado. 

 También ha tenido un momento teatral y cómico cuando se ha dirigido a "los acompañantes de los pausinianos" y les ha revelado que ella sabe que no querían venir "porque la Pausini es todo melancolía", pero "al final los pausinianos han ganado y estáis aquí, así que os voy a dedicar la única que os sabéis: 'Se fue'"Una chica venida desde Albacete ha tenido sus tres minutos de gloria cuando ha cantado sobre el escenario con Pausini la famosa canción dedicada a los acompañantes y un venezolano ha sido salvado de los agentes de seguridad por la propia artista, después de pedir que le dejaran acercarse a ella. 

 El concierto ha seguido con cañones tirando confeti en los momentos festivos, escenarios altos y solitarios para los trances melancólicos y una pasarela muy útil para el acercamiento entre la artista y su público."Entre tú y mil mares" y "Amores extraños" han sido dos de los temas más ovacionados por los espectadores, en un concierto que ha acabado con "En cambio no" y lágrimas en los ojos de la Pausini, que enseguida se las ha limpiado para acabar bailando en los bises con "Nadie ha dicho" y "Enamorada". Una montaña rusa 

FOTOS : EDU HUETE , REDACCION : WEB
BARCELONAMUSIC  |  barcelonamusic@hotmail.es